Características del pelaje

Características del pelaje

La piel y las producciones epidérmicas de las alpacas presentan diversas coloraciones. Una relación de sus diferentes colores proporciona, en la práctica, un medio de reconocimiento. La diferenciación de colores, que tiene su origen en la mayor o menor abundancia de sustancias pigmentarias, varía desde el máximo de coloración, que es el negro azabache, hasta el mínimo, que está constituido por el blanco albino.

El pelaje simple está compuesto de fibras de lana y pelos de un solo color, el cual puede ser gris, café, castaño, blanco, negro y sus variaciones. El pelo grueso y cabruno del antepecho y borde del conjunto presenta coloraciones diferentes del resto; así, se encuentran ejemplares con la parte lanífera sesgada a trigueña y las partes del pelo cabruno sesgado a negro. Existen, también, alpacas con el pelaje canoso o tordillo, el cual se presenta, generalmente, en la vejez de estos animales. Los ejemplares de color negro cambian con la presencia de pelos canosos. Una fibra aislada presenta hacia la punta una coloración distinta de la que tiene hacia su nacimiento, lo cual proviene de la acción de la luz, lluvias y agentes exteriores que la decoloran. Por eso, se observa en algunos ejemplares, al entreabrir el vellón, que presentan 2 colores distintos en la punta y en la base.

Además de estos pelajes uniformes, se presentan alpacas con pelajes manchados, correspondiendo a las manchas pelajes simples alternados. Las manchas más comunes son las de color negro entre el blanco o viceversa,  entre tales colores pueden estar presentes, también, el gris, el castaño y el café. Estas manchas también se presentan en la cara y en las extremidades. Los indígenas dan las denominaciones, ya sea en aimara o en quechua, a los distintos tipos de pelajes con nombres de objetos y animales de la región que presentan coloración semejante, siendo importante, en la práctica, llegar a conocer toda esa nomenclatura, puesto que hay que comprender las explicaciones.

El pelo largo y rojizo de la alpaca es considerado una de las fibras naturales más finas del mundo junto con el cachemir y el angora. Gracias a sus características genéticas naturales, el pelo de alpaca es hecho de una fibra que los protege de las extremas variaciones en el clima de la región Andina. Sus fibras tienen microscópicas cápsulas de aire que se contraen cuando hace frío y se expanden cuando hace calor, así regulan la temperatura proveyendo de un perfecto aislamiento. Las principales propiedades de la fibra son su elasticidad, resistencia y sus propiedades térmicas. Es suave al tacto, su brillo natural es excepcionalmente resplandeciente, tiene un buen porte, su mantenimiento no varía con el tiempo y no es inflamable (sus fibras no queman si no son expuestas a contacto directo con fuego).

Con 24 variedades de colores naturales que van del negro al blanco con todas las variaciones de marrón, la lana puede ser mezclada y teñida para obtener muchas otras tonalidades de extraordinaria belleza.

El proceso entero para obtener estas fibras es hecho de manera no dolorosa, trasquilando a los animales cada 2 años, para obtener un promedio de 3 kg por animal. Esto es una manera de vida respetuosa y ecológica para las poblaciones rurales indígenas, quienes esquilan a estos animales siempre de la manera tradicional, para acceder a un desarrollo sostenible y económico.

alpacas blanca y cafe
Los Peces en Bolivia

Suscríbete y descarga GRATIS el libro: “Los Peces en Bolivia” desde tu Email