Reproducción

Reproducción

Es necesario 1 macho para 10 hembras. Los machos entran al servicio desde los 3 años hasta los 7 y las hembras entran en celo al año y medio de edad, pero se las destina a la reproducción a los 2 años, considerándolas viejas a los 7 años, edad en que se las faenea. La selección de los machos para reproductores se efectúa cuando tienen 1 año, eliminándose a los que presentan tallas reducidas, mala calidad de fibra o algún otro defecto; además, se práctica la castración o la esterilización. En algunos casos, se debe efectuar la monta a mano, para lo cual, se amarra a las hembras en celo, sujetando las extremidades posteriores contra las costillas. Esta práctica ha dado buen resultado.

Una vez formadas las madres, y después de la mezcla con los reproductores, se observa a los seis o siete meses de gestación la presencia notoria de la cría mediante la palpación ventral; en esta época se separan las madres preñadas en un grupo aparte. Las crías se deben separar de las madres a los 8 meses de edad. Al año y medio, época en que aparecen los instintos sexuales, se separan los machos de las hembras hasta los 3 años.

La gestación dura once meses y la alpaca pare una sola cría. El amamantamiento es bastante largo, teniendo una duración de ocho meses, a pesar de que la alpaca desde muy tierna edad come pasto. El sistema de crianza constituye una de las actividades más importantes que realiza el campesino, donde toma parte toda la familia.

Otro aspecto en la administración de rebaños, es que entre hermanos o familiares cercanos juntan todo el ganado y realizan el pastoreo por meses determinados, a manera de turno. Se observa también que las hembras de uno a ocho años pastan en lugares cercanos a la finca o estancia, y el rebaño de machos reproductores o capones pasta en zonas más alejadas.

Alpacas de la variedad huacaya.
Alpacas de la variedad huacaya.
Los Peces en Bolivia

Suscríbete y descarga GRATIS el libro: “Los Peces en Bolivia” desde tu Email