SISTEMAS DE PRODUCCIÓN

Como en otras especies ganaderas, existen 3 sistemas de producción: extensivos, semi-extensivos e intensivos.

SISTEMAS EXTENSIVOS

En este caso, los animales pueden encontrarse siempre en el campo o disponer de instalaciones rústicas donde se refugien de las inclemencias climáticas, como los excesos de sol.

En este sistema se pueden cubrir a las hembras antes de los 9 a 10 meses de edad. Para ello, deben tener un peso mínimo vivo entre 65 a 70 kg. El objetivo principal es conseguir 2 partos anuales. La proporción de machos varía del 12 al 15% respecto al número de reproductoras activas. Estos machos empiezan a cubrir entre los 12 a 14 meses de edad y tienen una vida útil de 3 a 4 años. Todo ello depende de las razas, los individuos y las circunstancias. El destete de los lechones se realiza entre los 45 y 60 días de vida.


SISTEMA SEMI-EXTENSIVOS

Este sistema presenta características intermedias entre los extensivos y los intensivos.


SISTEMAS INTENSIVOS

Este sistema es utilizado en la mayoría de las empresas porcinas modernas. La explotación intensiva puede tener diferentes objetivos: de selección, multiplicación, reproducción o, simplemente, para engorde.