Uso de la carne

Uso de la carne

Las llamas viejas, de nueve años o más, son destinadas al faeneo. Su carne se utiliza mayormente en forma de charque; es decir, carne desecada con sal a la intemperie, bajo el sol y las heladas nocturnas. Una llama da un promedio de 12 a 15 kg de charque. La demanda por carne fresca y embutidos de llama se encuentra en aumento, especialmente, debido a la difusión de su bajo contenido en grasa y colesterol.

Uso de la carne